Jueves 6 de Agosto de 2020

Cada vez más personas implementan la meditación como parte de sus actividades diarias, y es que el meditar o simplemente dedicar un momento de introspección personal a tu día, trae muchos beneficios para tu cuerpo y mente, además de ayudarte a visualizar mejor tus metas y objetivos.

 

 

La Facultad de Medicina de Harvard estudió los efectos de la meditación en el cerebro y descubrió que después de participar en un programa de meditación de ocho semanas, los sujetos de investigación mostraron un aumento en la materia gris en las partes del cerebro responsables del aprendizaje, la memoria y la regulación emocional.

Otros estudios e instituciones como Mayo Clinic han confirmado que meditar también mejora la autoestima, reduce el estrés, ayuda a manejar la ansiedad, incrementa la creatividad, facilita y mejora la calidad del sueño.

Existen distintas técnicas y formas de meditación, pero a veces la clave está en encontrar ese espacio de tranquilidad en casa para poner tus pensamientos en orden. Por fortuna, es tarea fácil. Con ayuda de los expertos de The Home Depot, te compartimos los pasos que puedes seguir para encontrar tu espacio zen.

¡No te distraigas!
Busca un espacio en casa en donde no existan tantas distracciones visuales. Lo más sencillo es ubicar una pared lisa en la que puedas fijar la mirada, usualmente las esquinas funcionan bastante bien.

La iluminación es importante
Si ya encontraste el lugar donde adecuarás tu espacio, estudia qué tipo de iluminación tiene y qué tipo te gusta. Puedes bloquear la entrada de luz natural con alguna persiana o pedazo de tela o, si el espacio es muy oscuro, puedes poner un foco de luz amarilla.

¡Ante todo la comodidad!
Ponte ropa cómoda y fresca. Para sentarse, la mayoría acostumbra a hacerlo en el suelo, en posición de flor de loto o hincado. Para ello, elije el cojín más cómodo que tengas y colócalo junto a una pared para que te sirva como soporte para tu espalda.
Segunda opción, escoge una silla cómoda que permita mantener tu espalda recta. Lo importante no es la opción que elijas o el estilo de ropa, la idea es que te sientas cómodo para que centres tus pensamientos en meditar y no en dolores musculares o en los jeans ajustados.

El mejor espacio es donde te sientas mejor.

Hazlo armónico
Si encontraste el espacio perfecto, pero la pared tiene grietas o la pintura ya está muy desgastada, aprovecha para darle mantenimiento y pintarla de algún color neutro o claro que te inspire relajación. También puedes ponerte más creativa y dibujar un mandala o algún diseño que te relaje mientras lo miras.

Lento pero seguro
Empieza a meditar con 5 minutos al día y poco a poco aumenta el tiempo. Recuerda que la mente funciona como un músculo, tienes que entrenarlo y ejercitarlo poco a poco. Empieza y termina con ejercicios de respiración como inhalar y exhalar por 10 segundos.

Si tienes dudas o quieres explorar más a fondo la variedad de productos que puedes usar para adecuar tu espacio de meditación, checa www.homedepot.com.mx o consultar a los expertos en todas las plataformas de la marca.

 

Fotografías:

https://www.archdaily.mx
https://es.dhgate.com