Sábado 14 de Diciembre de 2019

 

Gabriela Gómez y Ariadna Pereyra

Desde el principio de los tiempos el hombre busca saber qué pasa después de la muerte; para la cultura mexica el alma viaja durante cuatros años y tiene que vencer obstáculos y así alcanzar el tan ansiado Mictlán, que significa “lugar de los muertos”. Se creía que al llegar serían recibidos por Mictlantecuhtli, señor de los muertos y Mictlancihuatl, señora del infierno.

El colectivo del taller de artistas de Mauricio Mercado y compañía, que está formado por Benito Fu y Eduardo Ang, ganadores del octavo concurso de Alebrijes Monumentales, con su pieza Iguanas ranas, fueron los elegidos para hacer la reinterpretación del Viaje a Mictlán.

“Grupo Gayosso nos invitó para lograr un festival cultural y nosotros decidimos ir a nuestros orígenes antes de las mezclas religiosas e hicimos una representación sin que fuera agresiva; contamos los nueve niveles antes de llegar al Mictlán de forma poética y colorida, nos tardamos dos meses en el diseño y la creación de los alebrijes”, comentó Mauricio Mercado, uno de los artistas que trabajó en el proyecto.

“Se busca atraer al público joven con un diseño atractivo que les permita investigar acerca de nuestras tradiciones y que al mismo tiempo otras culturas extranjeras entiendan la manera en que nosotros honramos a nuestros muertos y al mismo tiempo celebramos la vida”, destacaron los artistas.

Estas piezas ya pueden ser admiradas por el público de manera gratuita en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, sede de la exposición, la cual fue inaugurada por el representante de Gayosso, el actor y youtuber, Alan Estrada, quien después de cortar el listón nos comentó que “el viaje a Mictlán cuenta de manera amigable y colorida nuestra historia y se volverá una introducción que ayudará a que las personas se interesen más por nuestras raíces; todos deben venir y tomarse fotos y así compartir nuestra cultura prehispánica”.

Nieve en el Mictlán.

Los creadores de estas piezas tomaron lo más representativo de los niveles del camino al Mictlán; crearon instalaciones y alebrijes que cuentan con sonido y hasta tienen nieve artificial; las pantallas de televisión permiten poner en alerta los sentidos de los visitantes. La exposición puede ser visitada en el día o en la noche y los efectos visuales serán diferentes según la hora.

Recorramos el inframundo mexica
La figura de un perro xoloitzcuintle monumental da la bienvenida a los visitantes a este recorrido, ese can representa el principio en Itzcuintlán, donde el alma debe cruzar el río Apanohuaia. Le sigue una instalación sonora, en el hocico de un alebrije gigante, para representar el Tepeme Monamictlán, lugar donde los cerros se juntan y el alma debe esperar para seguir su camino.

Un armadillo gigante evoca el tercer recorrido por Itztépetl, donde las almas surcan una montaña llena de filosas obsidianas, mientras una cabina interactiva da paso a Cehuelóyan, lugar de mucha nieve. El viaje continúa por Pancuetlacalóyan, sitio en el que los viajeros deben superar fuertes vientos para llegar a Temiminalóyan, representado por un esqueleto que surca entre flechas perdidas.

El lugar donde asechan las bestias para comer el corazón de los viajeros, Teyollocualóyan, se manifiesta con la escultura policromada de un jaguar, y Apanohualóyan, cruce de agua, es abstraído mediante una instalación con neblina. Finalmente, Chiconahualóyan, espacio en el que el alma alcanza su libertad después del cansancio, será representado con figuras de Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, señores de la muerte.

El proceso.

¡No te quedes fuera y ven a conocer más de nuestras tradiciones mexicanas!
Fecha: 25 de octubre al 2 de noviembre
Entrada libre
Horario: de 9:00 am a 8:00 pm
Lugar: Plaza de las Tres Culturas, Lázaro Cárdenas, Tlatelolco


Magazine - Other articles