Martes 21 de Mayo de 2019

 

Redacción

Es considerado uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura neoclásica en México; tiene 23 patios y 72 pasillos cubiertos y delimitados por arcos y columnas de estilo toscano; funcionó como hospicio para niños de 1810 a 1980, y desde hace más de tres décadas es un espacio para el arte y la cultura.

El Instituto Cultural Cabañas se creó a principios del siglo XIX para dispensar cuidados y ofrecer asilo a desamparados, ya fuesen huérfanos, personas de la tercera edad o personas con capacidades diferentes. El conjunto arquitectónico es único en su género porque, a diferencia de los centros análogos de su época, presenta una serie de elementos originales, especialmente concebidos para satisfacer las necesidades de los asilados.

 

 

De acuerdo con la Unesco, que lo declaró en 1997 Patrimonio Cultural de la Humanidad, son notables la sencillez de su trazado y sus dimensiones, así como la armonía lograda entre los edificios y los espacios al aire libre. A comienzos del siglo XX, la capilla fue ornamentada con un conjunto de frescos de José Clemente Orozco, uno de los grandes muralistas mexicanos de la época. Estas pinturas se consideran hoy una gran obra maestra del arte mexicano.

Es una admirable obra arquitectónica que se empezó a construir en 1805. Es de estilo neoclásico y fue diseñado por el arquitecto Manuel Tolsá, a petición del entonces obispo de Guadalajara, don Juan Cruz Ruiz de Cabañas. Una de las principales características del inmueble es su simetría; cuenta con 23 patios, 106 cuartos, 78 pasillos y dos capillas.

 

En el recinto cultural se preserva, investiga y divulga la obra de José Clemente Orozco, además de los impresionantes murales que se encuentran en la Capilla Tolsá, donde destaca la cúpula que contiene El hombre de fuego, considerada la obra maestra del genio de Zapotlán. En estas instalaciones se exhiben un total de 340 obras del artista, las cuales se exponen al público de manera rotativa.

Ahí se montan exposiciones de arte contemporáneo nacional e internacional. Entre su acervo, destacan las colecciones de obras de Mathías Goeritz, Artes Populares Roberto Montenegro y la conformada por obra de artistas jaliscienses denominada Colección Pueblo de Jalisco.

 

 

También hay recorridos guiados a la Capilla Mayor, donde se ubican los 57 murales de Clemente Orozco; exposiciones lúdicas; ciclos de cine en la recién creada Sala Guillermo del Toro y una magna muestra dedicada al Año Dual Alemania-México, son los atractivos que actualmente ofrece el Instituto Cultural Cabañas a los turistas que lo visitan.


Magazine - Other articles