Martes 21 de Mayo de 2019

 

Tenochtitlán fue una ciudad lacustre, perfectamente planificada, cuyas áreas de tránsito y circulación fueron canales y amplias calzadas, a lo largo de ellas estaban sembrados los famosos árboles de ahuejotes, que le daban un toque bellísimo.

Tenía una traza reticular, que no es irregular como las de Europa, que se les llama plato roto; ésta era ortagonal y tenía ejes de oriente-poniente y norte-sur, dicha traza sirvió para establecer el centro teocrático y de gobierno de la clase dirigente.


Magazine - Other articles