Domingo 25 de Agosto de 2019

 

Jesús González
Un sombrero de charro mexicano, donde miles de personas se reunieron por primera vez el 20 de noviembre 1952, es el Estadio Olímpico Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México, que, a 65 años de ser inaugurado, sigue siendo uno de los iconos más representativos de la identidad nacional.

Sus palcos, gradas, pista de tartán y su campo de futbol han sido testigos de la alegría y las penas que miles de mexicanos y extranjeros sintieron durante los Juegos Olímpicos de 1968, el Campeonato Mundial de Futbol de 1986, así como los Juegos Panamericanos de 1955 y 1975, que dejaron un gran sabor de boca y que aún perdura en la memoria de quienes atestiguaron esos eventos.

El Estadio Universitario es, sin lugar a duda, el mejor exponente de la Ciudad Universitaria, por ser el que más se ajustó a los cánones de la arquitectura prehispánica, sobre todo de la zona del altiplano mexicano (Cuicuilco y Teotihuacán); su diseñador fue Augusto Pérez Palacios, y colaboraron con él Raúl Salinas Moro y Jorge Bravo Jiménez, quienes lograron integrar la obra con el paisaje circundante de la región del Pedregal de San Ángel.

"La Cazuela del Pedregal" luce majestuosa desde los aires. Foto: http://stadiumdb.com/ 

Por donde se vea al estadio de la UNAM, se puede percibir la mexicanidad arquitectónica, desde las alturas, la imagen que nos presenta es la de un cráter, lo que nos recuerda a los volcanes del Valle de México; también se pude decir que la forma sinuosa de esta obra es la del típico sombrero de los charros mexicanos. Pero lo más representativo es la utilización del elemento conocido como talud, empleado en las construcciones piramidales de los antiguos mexicanos.

En el caso del Estadio, que fue sede de los Juegos Olímpicos de 1968, éste es un gran talud de forma ovoide y para su construcción, la cual define el arquitecto Gerardo Guízar, académico de la UNAM, “siguieron la tradición prehispánica basándose en terraplenes, es decir, la acumulación del material extraído de la excavación para la creación del talud, esta acción permitió producir los espacios del graderío, que fue cubierto con la piedra volcánica de este sitio”.

Y para remarcar aún más el nacionalismo mexicano, Diego Rivera realizó un mural policromado en la fachada oriente del también conocido como la “Cazuela” del Pedregal, titulado La universidad, la familia mexicana y la juventud deportista.

Rodrigo de Buen reportero de Gaceta UNAM, órgano informativo de esta institución, en su reportaje “El estadio Olímpico Universitario, un viaje al interior de los recuerdos” describe que para la construcción de este relieve se utilizaron piedras de colores naturales que forman el escudo universitario, con el cóndor y el águila sobre un nopal. Bajo sus alas extendidas, Rivera colocó tres figuras que representan a la familia: el padre y la madre entregando la paloma de la paz a su hijo.

“En los extremos se encuentran dos figuras gigantescas, que corresponden a unos atletas, hombre y mujer, encendiendo la antorcha del fuego olímpico. Una enorme serpiente emplumada, que simboliza al dios prehispánico Quetzalcóatl, completa la composición en la parte inferior.

La atleta mexicana Norma Enriqueta Basilio fue la primera mujer en la historia en encender el fuego olímpico. Foto: https://wordpress.org

En tanto, en la parte más elevada de la tribuna se encuentra el palomar, donde se ubican las casetas de información, palcos especiales y oficinas diversas, mientras que en la planta baja se ubica el Palco de Honor.

Durante el mes patrio, los mexicanos reconocemos que esta obra es la más representativa de la construcción nacional de la primera mitad del siglo XX, y es una bella muestra de la arquitectura e ingeniería mexicanas del pasado siglo, que además aportó soluciones económicas al utilizar los materiales del lugar. Un orgullo universitario, donde los Pumas, el equipo de futbol soccer de la máxima casa de estudios nos hace vibrar en cada encuentro que tienen en esta majestuosa construcción.

 

Fotografías

Portada: http://www.dgcs.unam.mx/

Inicio de texto: http://info7.blob.core.windows.net.optimalcdn.com


Magazine - Other articles