Miércoles 12 de Mayo de 2021

 

 En el mundo del diseño y la arquitectura, existe una combinación atemporal capaz de trascender espacio y tendencias, misma que ha sido creada a partir de la combinación cromática entre blanco y negro, nos referimos al estilo nórdico. Los expertos en diseño y decoración de Helvex te invitan a conocer más acerca de esta tendencia.

Origen del estilo escandinavo
Como su nombre lo dice, el estilo escandinavo o nórdico es originario de países del norte de Europa (Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca). Fue hasta mediados del siglo XX que el resto del mundo conoció los elementos que conforman dicha estética con la cual, además, se busca promover un estilo de vida en donde se respeta la pulcritud de los espacios, el uso mínimo de elementos decorativos y la predilección de materiales orgánicos como la madera que –de forma responsable– transmite la cosmovisión escandinava, la cual promueve el respeto por la naturaleza.

Características del diseño nórdico

De forma evidente, y al igual que sucede en el mundo del arte, este estilo se ha transformado con el paso del tiempo; en la época contemporánea, la estética nórdica se inclina por el uso de una paleta cromática de luz y sombras, los colores blanco y negro son los protagonistas de esta tendencia.

En lo que respecta a la decoración, se observa que el uso de las maderas se mantiene y los elementos metálicos en color negro se integran para lograr diseños de formas planas y limpias. La conjugación de ambos materiales brinda una atmósfera de calidez y limpieza ideal para el hogar.

Baños con estética nórdica
Los expertos en diseño de Helvex desean que lleves esta tendencia atemporal a tu cuarto de baño para conseguir que se convierta en un espacio acogedor y a la vez sea capaz de transmitir una sensación de amplitud, limpieza y luminosidad, para ello, han preparado los siguientes consejos de decoración.

Utiliza el blanco en exceso
Uno de los sellos de este estilo es la saturación del blanco en paredes. Puedes utilizar pisos y recubrimientos en este color para llenar de luz el espacio y así crear la sensación de amplitud; Helvex cuenta con grandes opciones para que logres este efecto a través de su marca Emozioni. Además, su uso en baños es ideal para mantener un espacio limpio e higiénico en todo momento.

Elige elementos geométricos
El estilo escandinavo apuesta por la armonía perfecta, por lo que los objetos decorativos que adopta son aquellos cuyo diseño se basa en líneas simples y limpias. Los diseños rectos con variantes geométricas cúbicas y esféricas se imponen tanto en mobiliario como en grifería. Te recomendamos conocer los productos de la colección Helvex Ébano, en la que podrás encontrar regaderas, llaves, jabonera, toallero, portacepillos y ganchos en color negro que se convertirán en tu aliado perfecto para la creación de tu baño nórdico.

Personaliza esta tendencia
La característica principal de este estilo es el uso de dos colores (blanco y negro), una idea original es implementar puntos de color que irrumpan con la armonía generada por el color blanco; por ejemplo, puedes colocar plantas junto a tu lavamanos, el color verde le da un toque moderno y de vida a todos los espacios.

Otra opción es utilizar textiles y fibras de colores, como una toalla para manos en tono salmón o azul celeste, también puedes probar con una cesta para ropa en tono arena. Si quieres ir un paso más allá en esta tendencia, puedes probar pintando una pared de un solo color, te sugerimos utilizar la gama de colores fríos y decorar con grifería monocromática, en este caso, opta por solo un tipo de material para decorar: puede ser madera o palma. El uso de otros elementos romperá el estilo que buscamos crear.

Cómo pudiste observar, para lograr este estilo en tu cuarto de baño no será necesario que rompas muros o compres costosos muebles de baño, por el contrario, con pocos elementos lograrás una atmosfera minimalista que te brindará paz y armonía en uno de los espacios de mayor intimidad en tu hogar, ¿te animas a disfrutarlo?