Jueves 6 de Agosto de 2020

 

“Me interesa la abstracción y la composición de los espacios públicos, ¿por qué? Porque quiero manifestar una metáfora, una belleza y una plasticidad”, señaló Bruno Jarhani Palomino, ganador del premio nacional de Diseña México 2018.

El arquitecto del paisaje explicó algunos detalles de sus proyectos más conocidos hasta la fecha: la azotea verde del Centro de Contacto Roberto González Barrera de Banorte, en Monterrey, y la del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) en la Ciudad de México, así como el skatepark Los Coyotes.

“En un principio mi idea era convertirme en diseñador industrial u horticultor. Más tarde me fascinó la arquitectura de paisaje por su combinación de mobiliario y vegetación”, destacó el especialista, egresado de la carrera de Arquitectura del Paisaje de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Con el tiempo, Jarhani tuvo su primera oportunidad de plasmar lo aprendido acerca de la arquitectura del paisaje en el Parque Tezozómoc, en la alcaldía Azcapotzalco, que fue una configuración muy interesante entre la calle y los juegos. Posteriormente realizó otros diseños como el skatepark Los Coyotes, con el cuale logró atraer las miradas de sus colegas.

Es muy interesante explicar el skatepark Los Coyotes —dijo Bruno Jarhani—, porque está ubicado en el zoológico del mismo nombre y es considerado uno de los primeros proyectos que capta el agua pluvial. La única indicación que se nos hizo fue que debería ser una propuesta sustentable, por eso hicimos estudios exhaustivos tanto de terreno como de agua, pero lo más complicado de todo fue el diseño del espacio.

Bruno Jarhani apuntó que “que los espacios son siempre los que dirigen los diseños que se van a realizar. Todo esto requiere de un análisis completo del espacio, qué se va a hacer y a quién va dirigido, estudios ambientales y sociales. El espacio nos dice qué quieren y a quién va a potencializar, por lo que trato de encontrar la fortaleza de cada lugar”, agregó.

Asesorado por patinadores profesionales, el arquitecto se ha vuelto especialista en diseñar skateparks. “En mi despacho diseñamos y construimos buenos parques para que las nuevas generaciones se expresen por medio de este deporte, que ya es olímpico”, comentó.

“En cuestión de diseño, México es una potencia, los mexicanos somos talentosos y creativos. Estamos a la par de cualquier país”, aseguró el ganador del primer lugar en la categoría Arquitectura de Paisaje del premio Íconos del Diseño AD.

 

Refirió que un buen diseño influye para que la gente acuda con frecuencia a los espacios, como ha sucedido con la azotea verde que construyó para el centro de contacto Roberto González Barrera, la cual “tiene una superficie de 4 mil metros cuadrados y es uno de mis mayores orgullos”

Para diseñar mis espacios —mencionó el arquitecto— muchas veces comienzo con un planteamiento filosófico, teórico y experimental, en espera de convertirlo en algo real; tal vez esta sea la razón de que la azotea verde sea tan exitosa y haya ganado varias menciones en diseño. A partir de ahí, mi nombre empezó a sonar.

Bruno Jarhani Palomino reconoció que uno de sus lugares favoritos es el Bosque de Aragón, donde también creó un skatepark, porque este espacio “está lleno todos los fines de semana. Es común ver a familias enteras y jóvenes practicando deporte con sus patines o patinetas. Me agrada saber que mis diseños estén al alcance de todos”.

 

Fotografías: https://la.network/skatepark-ciudad-de-mexico/

https://harmonia.la/planeta/responsabilidad-social

https://hotbook.com.mx/azoteas-verdes/