Domingo 16 de Junio de 2019

 

La construcción del nuevo aeropuerto de la CDMX es un proyecto complejo, pero necesario para el futuro de la ciudad y el país; creará empleos y detonará la competitividad en la Zona Oriente del Valle de México, ya que por cada millón de pasajeros que utilicen esta infraestructura, se generarán mil empleos directos y 3 mil indirectos.

Esta obra del Gobierno Federal constituye una enorme oportunidad de desarrollo económico y social para los habitantes de la CDMX y de los municipios de Nezahualcóyotl, Texcoco, San Mateo Atenco, Chimalhuacán y Ecatepec, quienes se beneficiarán directamente por los empleos que se generarán.

El actual aeropuerto es de 770 mil hectáreas con dos pistas que no pueden operar de manera simultánea, en tanto el nuevo será seis veces más grande, con seis pistas paralelas, de las cuales tres podrán operar simultáneamente.

Responsable con el medio ambiente

100 por ciento del suministro para la operación vendrá de fuentes energéticas renovables
70 por ciento del uso del agua será de sus propias aguas residuales tratadas
Primer aeropuerto, no ubicado en Europa, con una huella neutral de carbono

La mega obra aeroportuaria
Será la más grande Latinoamérica
6 veces más grande que el actual
120 millones de pasajeros transportará al año
1.2 millones de toneladas de carga anuales moverá
400 mil metros cuadrados construidos tendrá el edificio terminal
160 mil empleos generados en la etapa de construcción y 600 mil cuando ya esté en funciones

¿Sabías que?
El Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la CDMX transporta 42 millones de pasajeros al año.