Sábado 23 de Marzo de 2019

 

México ha comenzado una campaña nacional para impulsar el uso inteligente de energía en edificios. A finales de mayo de 2017 la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía anunciaron un proyecto con la Agencia Internacional de Energía para la adopción de códigos y normas de eficiencia energética en edificios durante los próximos 30 años.

Bajo este contexto, la Certificación LEED se convierte en una importante herramienta para evidenciar el compromiso y los resultados en temas de sostenibilidad. Dependiendo del tipo de infraestructura, un proyecto puede ser avalado en cuatro niveles distintos: Certificado, Plata, Oro y Platino.

Las ventajas de los edificios LEED son tangibles para los administradores y usuarios. El eso inteligente de agua, electricidad, materiales y recursos genera importantes ahorros económicos en todos los niveles. Si analizamos a detalle el tipo de consumo en edificios, observamos que 60 por ciento se destina a sistemas de climatización (HVAC) y hasta 10 por ciento en la iluminación, rubros con importantes innovaciones en automatización.

El control de múltiples sistemas requiere de una solución capaz de analizar sus datos y tomar decisiones en tiempo real. Esta ventaja operacional permite a los edificios prender y apagar sistemas, e incluso tomar decisiones sobre cuándo utilizar cargas prioritarias de energía para evitar consumos excesivos que sean motivo de multas por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Schneider Electric en México trabaja de la mano con sus clientes a través de la plataforma EcoStruxure, la cual es habilitada por el Internet de las Cosas (IoT), sistemas de control y monitoreo remoto y por último se integra con herramientas de análisis que permiten a los administradores y controladores acceder a la información de forma eficiente para la toma de decisiones en tiempo real.

La Torre BBVA Bancomer, en Ciudad de México, cuenta con certificado LEED Oro. Fotografía: Said Pulido

Este tipo de tecnología ha marcado la pauta entre aquellos que buscan obtener una Certificación LEED, ya que les brinda capacidades de medición y verificación, monitoreo y control, así como elementos de asesoría de construcción enfocados a la disminución del consumo energético.

Si a las arquitecturas de EcoStruxure sumamos el uso de iluminación natural y fuentes de energía renovable, será más sencillo unirse a esta tendencia de edificación sustentable que con los años adquirirá un mayor sentido de obligatoriedad.

Ya sea una moda o una iniciativa de las instituciones gubernamentales, únicamente se lograrán los objetivos de eficiencia y reducción de emisiones si trabajan organismos públicos y privados en el desarrollo de tecnología y redes de información capaces de evolucionar nuestros edificios y las ciudades donde vivimos.

Autor del texto: Horacio Soriano, director de Desarrollo de Negocios de la División Partner, Schneider Electric México.

Foto portada: Schneider New York City