Martes 19 de Noviembre de 2019

 

Sin Tráfico

En un contraste comparativo entre las vialidades de la Ciudad de México, la calle Salamanca, ubicada en la colonia Roma Norte, resultó como la vía con la mayor concentración de accidentes por cada kilómetro lineal (acc/km) de recorrido.

El análisis de la información realizado por SinTráfico (ST) acerca de los movimientos de los usuarios que transitan por esta vialidad permitió conocer que entre julio y agosto del año pasado, 15.92 hechos de tránsito se concentraron por cada kilómetro lineal, en el tramo comprendido entre entre avenida Chapultepec y Álvaro Obregón.

“En SinTráfico hicimos un análisis con un sistema, que mediante algoritmos lo hace de forma recurrente y automática, así evaluamos para cada calle y para el total de kilómetros que tiene cada calle cuántos accidentes pasan por cada kilómetro”, explicó Eugenio Riveroll, director de ST.

“Si tuviéramos tres accidentes en una calle que tiene sólo un kilómetro de longitud, querría decir que por cada kilómetro esa vialidad presentaría tres accidentes, si esos tres se distribuyen en una calle más larga, con cinco kilómetros, por ejemplo, tendría una menor concentración de accidentes”, agregó.

Las mediciones y análisis de datos se llevaron a cabo en las 16 delegaciones capitalinas con el objetivo de identificar las calles y avenidas que resultan más peligrosas para peatones, ciclistas y automovilistas por cada kilómetro que constituya su trazo.

Con los resultados, ST elaboró el ranking “La Calle de la Amargura”, en el que identificó las cinco vialidades que concentraron el mayor índice de atropellamientos y colisiones de la capital entre julio y agosto de 2016. Estas vialidades fueron: Salamanca con 15.92 a/km, calzada Gran Canal con 14.69 a/km, Ponciano Arriaga con 11.50 a/km, Plaza Madrid con 10.37 a/km y Río Mississippi con 7.49 a/km.

“Lo que buscamos con esto es reflejar cuáles son las calles que tienen una mayor concentración de accidentes por cada kilómetro de longitud y de esta manera en dónde hay más o menos riesgo, en dónde hay más o menos probabilidad de, como transeúntes, encontrarnos con un accidente vial”, dijo Riveroll.

El análisis que ST realizó permitió comparar cuantitativamente la concentración de accidentalidad por cada vialidad, independientemente del total de kilómetros lineales con los que cada calle cuente, con el objetivo de no sólo contabilizar el total de hechos de tránsito que ocurren en cada vía.
“Este tipo de mediciones pueden impulsar tomas de decisiones desde en dónde se requieren intervenciones públicas, de infraestructura u operativas o una adecuación en la regulación”, destacó el director de ST.

En ST contamos con datos propios generados a partir de las condiciones actuales de movilidad en todo el país con los que producimos modelos de movilidad inteligente para empresas y gobiernos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes de las grandes urbes.

Ayudamos a empresas y gobiernos a lograr una mayor eficiencia en sus procesos de movilidad. Monitoreamos todos los factores que inciden en la movilidad de las ciudades: velocidades y congestión de las calles y carreteras, clima, transporte público, ubicación y disponibilidad de estacionamientos y parquímetros, autos compartidos y bicicletas creando soluciones enfocadas a incrementar la competitividad y mejorar la calidad de vida.

 

Foto portada: http://www.eluniversal.com.mx/sites/default/files/2016/11/11/salamanca.jpg